Archivos de la categoría ‘Informes sobre corrosión’

Informe sobre corrosión 1 (Notas preliminares)

¿Qué es eso de la “Corrosión”? ¿A qué podemos denominar Corrosión y si ésta se puede dividir en clases y subclases y cuáles son esas clases y subclases, a qué efecto podemos asignar esa delimitación lingüística de corrosión? ¿Es un efecto inserto en el proceso de la naturaleza o es se produce por intervención humana? ¿Hemos creado nosotros la corrosión, es un espejismo, o simplemente una superstición que nos induce a volcar dinero para solventarla sólo “por si acaso”? ¿Podemos identificarla, podemos protegernos de ella, preverla? ¿Existen unas causas que determinen dicha degeneración, ese proceso, digamos, de imparable envejecimiento? ¿Hay un proceso deducible y, por tanto, controlable o es tan sólo una quimera el pensar si quiera controlarla?¿Podemos convivir con ella sin experimentar sus daños más grotescos y devastadores?

Eso y otras dudas comunes y más complejas son las que vamos a tratar de dilucidar a lo largo de estos Informes sobre corrosión, (unos documentos que pretenden ser didácticos, aptos para iniciados, y documentados, exhaustivos, basados en gráficas, apoyos visuales y referencias a obras de consulta y a casos reales), redactados por los más serios profesionales amparados en sus certificaciones únicas a nivel mundial que los sitúan como líderes.

Vamos a introducir como definición sobre “Corrosión” aquella que Nace International ha instituido como paradigma. No en vano, regresaremos una y otra vez sobre ella para desgranarla: “La corrosión es el deterioro de una sustancia (usualmente un metal) o sus propiedades debido a la reacción con su medio ambiente” Nótese que se habla del deterioro de una sustancia, pero no sólo de una sustancia, sino también de sus propiedades, A pesar de que parezcan indisociable. Si las propiedades se ven mermadas, afecta directamente a la sustancia, la cual se ve modificada. De la misma manera, si la sustancia se ve desgastada, daña y atrofia sus propiedades cuya función se vuelve ineficiente y castrada. Analizando la definición encontramos un agente que potencia este deterioro y no es sino otro que el medio ambiente. Existen muchas formas de corrosión. Se presenta de muy diversas maneras y adoptan un millar de formas. Con frecuencia nos topamos con ellas en nuestra vida diaria y en nuestro trabajo, pero apenas fijamos nuestra atención en ellas. Otras requieren complejas combinaciones específicas de materiales y medios ambientes que se encuentran raramente. Lo que hay que conseguir es obtener un entendimiento de los mecanismos de estas formas de la corrosión y de cómo esos mecanismos se manifiestan en forma de corrosión. Lo que podemos entender, más fácilmente lo podemos controlar. Gracias a estos análisis podremos comprobar como casi todas las formas de corrosión obedecen a la acción de las celdas electroquímicas. Veremos que estas celdas pueden actuar de muchas formas, pero que entendidos los criterios generales de su actuación podremos extrapolarlos a otras situaciones y anticiparnos a los efectos de corrosión. Y podremos comprobar científicamente como muchos de los medios de paliar la corrosión consisten en una interrupción intencional en la acción de las celdas electroquímicas.

Espacio ofrecido por EUROPEA DE INGENIEROS EN CORROSIÓN. SAL. Calle Alenza n1, 28003 Madrid. j.setien@incorr.com, j.setien@hotmail.com, incorr@incorr.com  913506624